Esta obra investiga las imágenes que observamos a diario del paisaje natural Y en los medios frente al paisaje real del ámbito rural. Los mecanismos que se activan en quien contempla estos paisajes de ficción, la experiencia de deleite y el proceso de idealización ante la belleza del paisaje, que cada día se aleja más del ámbito de lo rural, de sus costumbres y sus formas. Las nuevas tecnologías digitales ayudan a crean imágenes que antes no existían analógicamente, a través de software podemos cambiar y combinar elementos y espacios que lleva al engaño a quienes basan su conocimiento en imágenes. En mi trabajo, recojo restos de plantas que la naturaleza ha rechazado, que están el la tierra, con la intención de crear prototipos de una seudo-naturaleza. Más tarde los fotografío aportándoles un aura mística. Creando así una nueva arquitectura del paisaje, donde no tiene cabida la naturaleza, sino la naturaleza artificial.